Lednice y Valtice: Descubriendo el paisaje artificial más grande del mundo

Para entender lo que hace tan especial e interesantes a los pueblos de Lednice y Valtice hay que remontarse al siglo XVII, cuando la poderosa familia Liechtenstein poseía buena parte de las tierras de Moravia. Al sur de esta región, muy cerquita de donde hoy se unen las fronteras de la República Checa, Eslovaquia y Austria, los Liechtenstein decidieron modelar casi 300 kilómetros cuadrados de paisaje alrededor de los pueblos de Lednice y Valtice, construyendo palacios, jardines, monumentos, templos, bosques, fuentes, estanques… creando un fantástico paisaje artificial en el que naturaleza, arquitectura y arte se funden de una forma increíble. A este lugar se le conoce como Paisaje Cultural de Lednice-Valtice, el cual está protegido por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad desde 1996 y además es considerado el paisaje creado por el hombre más grande del mundo.

Cabe destacar también que esta es una importante región vinícola, por lo que veréis un montón de campos de viñedos y además podréis probar o comprar alguno de los vinos en cualquiera de las múltiples tiendas que hay en los pueblos.

Datos prácticos:

Para hacer el recorrido es muy recomendable alquilar unas bicicletas, ya que la mayoría de puntos de interés no son accesibles en coche. También se podría hacer andando, pero la distancia entre Lednice y Valtice es de unos 7 kilómetros, a los cuales hay que añadir todas las vueltas que se dan por los caminos buscando los diferentes puntos de interés, con lo cual se puede hacer un poco pesado.

Nosotros las alquilamos en Valtice, en una empresa llamada Hurray for Bike. La recomendamos completamente. Ese día estaban cerrados por ser festivo y temporada baja pero los llamamos por teléfono y no tuvieron inconveniente en venir y alquilarnos las bicis. Además, no nos pusieron problemas por la hora de devolución. Se portaron genial.

En cuanto al precio, nos costó 350kn (14€ la bici de adulto), 250kn (10€) la bici de niño y 250kn (10€) el carrito para llevar enganchado a Luquitas. En total 48€ las bicis de los cuatro para todo el día.

Os dejamos el enlace de su página web:

https://www.huranakolo.cz/en/home

Qué ver:

Lo primero que hicimos fue ir con nuestra autocaravana al pueblo de Valtice y aparcar en pleno centro, en la plaza donde se encuentra la Iglesia, la oficina de turismo y el Palacio. Este aparcamiento es de pago y un poco carillo, pero bueno, la ubicación es genial. Si vais con un vehículo más pequeño seguramente se pueda aparcar por las calles de alrededor más barato o incluso gratis.

Vamos a comenzar visitando el precioso Palacio de Valtice, una joya del barroco europeo rodeado de un estupendo jardín en el que destacan las esculturas, fuentes y otras construcciones neoclásicas. Este palacio llegó incluso a ser una de las residencias principales de los Liechtenstein.

El tour más recomendado es el llamado Tour de gran representación, en el cual se pueden ver las principales estancias con una impresionante decoración y mobiliario barroco. De diciembre a marzo no hay visitas, pero a partir de abril se puede visitar todos los días excepto los lunes de 10 a 16. En verano se amplía el horario de 9 a 17 lunes incluidos. El precio es de 230 coronas (9€).

Otra visita interesante dentro del palacio es el Salón Nacional del Vino, pero nosotros no lo visitamos. Hay que tener en cuenta que en esta zona de Moravia se produce más del 90% del vino de la República Checa, así que este es un gran lugar para los amantes del vino.

A continuación también os dejamos la web donde están todos los tours disponibles con sus precios y horarios:

https://www.zamek-valtice.cz/en

Una vez visto el palacio y los alrededores buscamos un supermercado para comprar provisiones, ya que la idea es hacer un picnic en el campo con las bicis. Ahora sí cogemos la autocaravana y nos fuimos hasta el sitio de alquiler de bicicletas que se encuentra en la calle Lesiku, en una zona residencial un pelín retirada del centro.

Una vez elegidas y ajustadas las bicis comenzamos por fin la parte más divertida del día, la ruta por el Paisaje de Lednice-Valtice que une ambos pueblos y que guarda unas cuantas sorpresas.

La ruta es en general llana y sencilla y los paisajes son muy bonitos. Además apenas había gente, con lo cual se disfruta de una gran tranquilidad.

La primera sorpresa que aparece de la nada en el camino es el Templo de Diana, que en realidad es una especie de arco del triunfo que los Liechtenstein usaron como pabellón de caza. ¡Una auténtica locura!

Aquí aprovechamos para sacar el picnic para reponer fuerzas y descansar un rato tirados en el cesped….

Lo siguiente que nos encontramos es la Capilla de San Huberto, una obra de aspecto gótico pero construida en 1855 dedicada al patrón de los cazadores.

Un poco más adelante llegamos al Templo de las Tres Gracias, una columnata de aspecto clásico con varias esculturas y una fuente con tres mujeres.

Cruzamos ahora el lago artificial más grande del entorno, desde el que se pueden observar a lo lejos otras construcciones como el Palacete Rybnicni y el Templo de Apolo, hasta llegar por fin al pueblo de Lednice.

En Lednice hay que visitar el magnífico castillo/palacio. Fue construido entre los siglos XVII y XIX y su aspecto actual exterior es neogótico.

En su interior se pueden ver unas cuantas salas con paredes y techos bellamente decorados en madera. Pero la gran joya es sin duda la fantástica biblioteca con su inconfundible escalera de caracol también de madera. Desgraciadamente en abril solo abre los fines de semana, así que no lo pudimos visitar.

Aunque hay varios tours disponibles el más interesante es el que se llama Representative rooms, el cual recorre las estancias más importantes de la planta baja del palacio. Ojo, porque de octubre a abril ambos incluidos, solo se puede visitar los fines de semana de 9 a 16. De mayo a septiembre sí abre entre semana de 9 a 17. El precio del tour es de 240 coronas (9,5€).

Por aquí dejamos la web donde está toda la información actualizada así como el resto de tours disponibles por si os interesa alguno:

https://www.zamek-lednice.com/en

Aunque no se pueda ver su interior, merece la pena llegar hasta aquí solo por pasear por los enormes jardines que rodean el palacio, donde entre bosques y estanques hay algunos edificios muy interesantes entre los que destaca el famoso minarete árabe de 60 metros de altura al cual se puede subir para obtener unas espectaculares vistas del paisaje. Este minarete data de entre finales del siglo XVIII y comienzos del XIX y es considerado uno de los más altos de Europa. Por supuesto su finalidad es meramente decorativa, con lo que nunca se ha utilizado con fines religiosos.

La subida al minarete solo está disponible de abril a octubre de 9 a 16 (hasta las 17 en verano) y cuesta 100 coronas (4€). Los lunes permanece cerrado salvo julio y agosto. Ojo, está prohibido circular en bici por los jardines, por lo que tendréis que dejarlas en alguno de los sitios habilitados en la entrada. No os preocupéis, porque la empresa de alquiler os dejará cadenas para asegurarlas,

A la vuelta del paseo paramos en un chiringuito que hay dentro del parque para reponer fuerzas. Aprovechamos para probar la cerveza verde típica de la pascua checa.

Ahora cogemos de nuevo las bicis y deshacemos todo el camino que hemos hecho para volver a Valtice. A lo tonto llevamos unas cuantas horas subidos en la bici, con lo que las fuerzas empiezan a flaquear…

En horita y algo, ya sin entretenernos mucho, estamos de regreso en Valtice para devolver las bicis y coger de nuevo la autocaravana para hacer una última parada para rematar el día. Se trata de la columnata neoclásica del siglo XVII que se encuentra en la pequeña colina Reistna, rodeada de viñedos a las afueras del pueblo y a escasos 500 metros de la frontera con Austria.

Ya estaba atardeciendo, así que fue un lugar inmejorable para despedirnos de este bello paisaje con unas vistas espectaculares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.