Un paseo por St. Wolfgang, en el corazón de los lagos austriacos

Hoy vamos a hablar de St. Wolfgang, un precioso pueblo ubicado en la que es nuestra región favorita de Austria, la de los lagos o Salzkammergut. Ubicado a orillas del lago Wolfgangsee y a menos de una hora de la ciudad de Salzburgo, se trata de uno de los pueblos más bonitos, interesantes y con más cosas que hacer de la zona.

wolfgang2

En St. Wolfgang destacan sus antiguas casitas con techos de madera y pintadas con frescos tan típicas de la región. Aunque es uno de los pueblos más visitados de la región por su gran atractivo, no deja de ser un lugar tranquilo donde relajarse paseando por sus pintorescas callejuelas o sentándose tranquilamente a orillas del lago a contemplar las enormes montañas reflejadas en el agua cristalina.

wolfgang3

Sin lugar a duda, un lugar imprescindible en cualquier ruta por Salzkammergut.

wolfgang10

Datos prácticos:

Aparcar en el centro de St. Wolfgang gratis es muy complicado, ya que es prácticamente una carretera que lo atraviesa, y a partir de aquí todo es peatonal. Lo más recomendable es aparcar en uno de los parkings al aire libre que hay habilitados, por ejemplo en el que hay justo en la entrada. El precio no es excesivamente caro.

Para comer y alojarse hay bastantes lugares en el centro, ya que se trata de un pueblo turístico y de los más grandes de la zona. En cuanto a alojamiento no podemos recomendar nada porque no dormimos aquí, pero para comer por toda la calle Markt hay mucha variedad de sitios tanto de comida típica como de comida rápida o internacional. Nosotros recomendamos el Weisser Bar, que se encuentra justo frente a la iglesia. Es un sitio de comida local, con los camareros vestidos con trajes típicos, etc, pero en el que sorprendentemente había comiendo bastante gente local, lo cual siempre es buena señal. Comimos muy bien y bien de precio también.

bty

Qué ver:

Tras aparcar en el parking comenzamos nuestro paseo por el pueblo. Lo mejor es coger la calle Markt, que es la más animada con muchos comercios, restaurantes, etc, y que atraviesa todo el pueblo. Ya podemos ver las casas tan típicas y bonitas que tantas veces hemos visto en fotos.

wolfgang7

Damos un paseo por entre las estrechas callejuelas peatonales y nos entretenemos un buen rato en una tienda de adornos navideños. Nos encantan este tipo de tiendas y compramos algunas cositas para nuestro árbol y para los niños.

wolfgang9

Llegamos finalmente a la zona más bonita, la plaza de la iglesia donde se encuentra la Pfarrkirche St Wolfgang, una iglesia del siglo XV donde destaca el altar de Pacher, un retablo gótico de finales del siglo XV que representa la Coronación de la Virgen. Es la obra maestra de Michael Pacher, uno de los más importantes artistas austriacos.

wolfgang5

wolfgang6

La iglesia está abierta de 8:00 a 19:00 y es gratis, así que merece la pena echar un vistazo.

Junto a la iglesia se encuentra la famosa Posada del caballo blanco, un bonito hotel de finales del siglo XIX muy famoso en Austria por ser el lugar donde se desarrolla la historia de una famosa opereta del mismo nombre que incluso se llevó a Broadway.

wolfgang4

Bajando por el arco de la posada hacia el lago llegamos a nuestro rincón favorito de St. Wolfgang. Se trata de una placita desde donde se tienen unas espectaculares vistas del lago. Es un sitio ideal para sentarse en una de las cafeterías o simplemente en los bancos y disfrutar el paisaje. Tenemos un gran recuerdo de aquel lugar, un momento difícil de describir, hay que estar allí para vivirlo.

wolfgang8

wolfgang11

wolfgang12

Finalmente, queríamos coger el SchafbergBahn, un tren de vapor de finales del siglo XIX que sube hasta el monte Schafberg, desde donde se tienen quizás las mejores vistas de toda la zona de los lagos (leímos que se pueden ver hasta 9 lagos). La parada está en las afueras del pueblo, a unos 10 minutos andando y el trayecto dura unos 35’. Es muy caro, a nosotros nos salía el billete familiar para subir dos adultos, un niño y un bebé 90,80€, a pesar de lo cual pensábamos que merecía totalmente la pena. Sin embargo, no lo pudimos hacer debido a que había estado nevando los días anteriores y las vías no estaban en condiciones, así que nos quedamos con las ganas, sobre todo Dani.

Los horarios para el que le interese son los siguientes: Subidas desde las 9:20 hasta las 15:30 cada media hora aproximadamente. Bajadas desde las  10:25 hasta las 17:05 igualmente cada media hora más o menos.

Nosotros nos conformamos echando unas fotos a la bonita máquina de vapor que estaba parada en la estación, y con esto nos despedimos de este bonito pueblo austriaco.

wolfgang1

Para más info, os dejamos el enlace a la web de turismo de la zona: https://wolfgangsee.salzkammergut.at/en/oesterreich-stadt-ort/detail/430000981/st-wolfgang-am-wolfgangsee.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.