Que ver en Lacock, el museo al aire libre de los Cotswolds

Lacock es un pequeño y pintoresco pueblecito ubicado en la zona más al sur de los Costwolds que se encuentra enteramente bajo la protección de National Trust como si fuera un monumento en sí mismo. Esto ya hace ver el gran atractivo que tiene, y de hecho es conocido por haber sido escenario de muchas escenas de la saga Harry Potter o Downtown Abbey entre otras muchas películas y series.

lacock7

El pueblo se recorre en seguida, ya que es básicamente es una manzana encerrada entre sus cuatro calles principales (High Street, East Street, Church Street y West Street), pero realmente es precioso y merece la pena dar un paseo entre sus antiguas casas de madera y piedra perfectamente conservadas que nos trasladan unos cuantos siglos atrás.

lacock20

En la misma prolongación de High Street hay un gran aparcamiento al aire libre donde se puede dejar el coche de forma gratuita (al menos nosotros no vimos señalización alguna de que hubiera que pagar). Además en el mismo parking hay una cafetería, baños púbicos y mesas de madera y bancos tipo merendero donde sentarse a hacer picnic.

Si dejáis aquí el coche lo mejor es acercarse primero a la Abadía, que se encuentra en las afueras del pueblo. Este edificio data del siglo XIII y en torno a ella fue fundado el pueblo de Lacock. Como muchas otras abadías y monasterios del país fue desmantelada por Enrique VIII en el siglo XVI y a partir de entonces fue pasando por manos privadas conservando su arquitectura original.

lacock9

Como curiosidad, en el siglo XIX fue comprada por William Talbot, considerado uno de los padres de la fotografía e inventor del primer negativo. De hecho, la considerada primera fotografía de la historia fue tomada a una de las ventanas de esta Abadía en el año 1839.

lacock1

La entrada cuesta 14,5 libras y abre de 10:30 a 17.30. Cuando nosotros fuimos no se podía visitar el interior del edificio porque estaban rodando no sabemos si algún anuncio, serie o película, pero por suerte nos ofrecieron una entrada reducida para acceder a algunos de los lugares más interesantes. Nos vais a perdonar pero no recordamos el importe exacto que nos cobraron, pero diría que rondaba las 10 libras.

En primer lugar visitamos el museo de fotografía, que se encuentra en el propio edificio por el cual se entra al recinto de la Abadía (donde se venden las entradas y se encuentra la tienda de recuerdos). En este museo destaca una colección de cámaras de todas las épocas, se explican como fueron los inicios de la fotografía centrándose en la figura de William Talbot y se hace un recorrido por la historia del mundo de la fotografía desde el siglo XIX hasta nuestros días. No es demasiado grande y es bastante interesante. Recomendable.

lacock2

A continuación entramos en el recinto y dimos un paseo por los bonitos jardines que rodean la Abadía, que son enormes y muy tranquilos.

lacock3lacock4lacock8

Como no podíamos entrar la estuvimos rodeando, y por la parte de atrás había un acceso habilitado para visitar el claustro, que es quizás la parte más destacada.

lacock5lacock6

Tras ver el claustro deshacemos el camino por los jardines y volvemos hacia el pueblo. Como hemos comentado anteriormente, el pueblo son cuatro calles literalmente, con lo que se puede ver completamente haciendo un recorrido circular.

Realmente lo bonito es pasear por el pueblo y disfrutar de su ambiente y su arquitectura que te trasladan a otra época. No obstante hay unas cuantas cosas que no os podéis perder.

En la esquina de High Street con East Street podemos ver uno de esos pubs ingleses tan típicos de esta zona de Inglaterra, el Red Lion. Este local data de principios del siglo XVIII  y es uno de los más históricos de los Cotswolds.

lacock10lacock11

Justo enfrente, aunque a simple vista no llama demasiado la atención, se encuentra uno de los edificios más antiguos de Lacock. Se trata del Tithe Barn, un antiguo granero del siglo XIV cuya entrada es gratuita.

lacock12lacock13

Al final de la calle llegamos a Church Street. Esta calle es quizás la más chula, donde se encuentran muchas de las casas más antiguas y además está repleta de pintorescos rincones. Además aquí se encuentra la Iglesia medieval de San Ciriaco.

lacock14lacock15lacock21lacock22

Posteriormente llegamos a West Street. Esta zona es más nueva, pero aún así se pueden ver casitas con mucho encanto, con fachadas y jardines muy cuidados.

lacock23lacock24

Por esta zona se puede ver una cosa muy curiosa que, aunque ya vimos en otros pueblos de los Cotswolds como Castle Combe, aquí es donde es más típico. En las puertas o los muros de los jardines de muchas casas verás como hay montado una especie de puestecito donde se venden fudges, mermeladas, galletas, bizcochos, etc… La gracia es que no hay nadie atendiendo estos puestos, simplemente hay un listado de precios y una cajita donde dejar el importe de lo que hayas cogido. Todo lo que venden tiene una pinta espectacular, y nosotros no pudimos resistirnos a comprar un par de bolsitas de fudge para además colaborar a que se mantenga esta costumbre tan interesante. Tenemos que decir que estaba riquísimo.

lacock16

Finalmente llegamos de nuevo a High Street, que es la calle principal. Esta calle es preciosa, pero bajo nuestro punto de vista es una pena que dejen aparcar aquí, ya que tantos coches por medio la desluce bastante.

lacock17

A pesar de todo estuvimos un ratito recorriendola y echando unas cuantas fotos. Lo que más nos gustó fue el edificio de la escuela, donde se podía ver a los niños jugando en el patio ajenos a las miradas de los turistas que vienen cada día a disfrutar de este maravilloso pueblo.

lacock18lacock19

Os dejamos la web oficial de turismo de los Cotswolds para ampliar información: https://www.cotswolds.info/places/lacock.shtml

Un comentario en «Que ver en Lacock, el museo al aire libre de los Cotswolds»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.