Descubriendo Castell de Guadalest, el pueblo más bonito de Alicante

En este post vamos a hablar de Castell de Guadalest, un pueblo que sinceramente era un desconocido para nosotros pero que ha acabado siendo una enorme y grata sorpresa. En nuestra opinión se trata sin duda del pueblo más bonito de la provincia de Alicante.

guadalest23

Ubicado en el interior de la provincia, a escasa media hora de Benidorm, y relativamente apartado de los pintorescos y mucho más turísticos pueblos de la Costa Blanca, esta pequeña joya de poco más de 200 habitantes se erige en lo alto de un peñasco y rodeado del precioso entorno natural que forma el Valle del río Guadalest. Castell de Guadalest rebosa encanto por los cuatro costados. Hay que conocer su precioso castillo, su pantano y sobre todo perderse por sus callejuelas empedradas de aire medieval.

Llama la atención además la gran cantidad de museos que acoge el pueblo para lo pequeño que es, algunos de ellos son realmente curiosos e interesantes. Hay quien dice incluso que es el pueblo con mayor número de museos por habitante del mundo.

guadalest20

Datos prácticos

El pueblo de Castell de Guadalest se encuentra dividido en dos zonas. La parte más baja es la más moderna y se conoce como el Raval. Aquí se encuentran varias tiendas, restaurantes y museos, y también un gran parking al aire libre donde se puede dejar el coche por 2€ el día completo.

En la parte más alta de la montaña se encuentra el casco antiguo o la Vila, al cual solo se puede acceder mediante un túnel excavado en la propia roca bajo el propio pueblo. Por tanto, a toda esta parte solo se puede acceder caminando y es la más bonita.

guadalest6

Para comer nosotros recomendamos el Bar El Castell, en la parte de el Raval. Se trata de un pequeño restaurante que también tiene algunas mesas en la calle y donde ofrecen un menú del día por solo 10€ sin pretensiones pero rico y abundante. Sin duda por ese precio no se puede pedir mucho más.

Qué ver

Una vez aparcado el coche en el parking ubicado en la propia carretera, nos disponemos a comenzar nuestra ruta por el pueblo. Justo en la propia explanada hay una oficina de turismo donde se puede coger algo de información, y también podemos ver el Museo de Saleros y Pimenteros, que dicen que es único en Europa. A nosotros no nos llamaba mucho así que lo dejamos para otra ocasión.

Cruzamos la carretera y llegamos a la Calle Sol, donde comienza la parte más bonita del pueblo. Justo al principio de la calle nos topamos con el Museo Microgigante. Este museo recopila las obras de arte del artista local Manuel Ussà, que básicamente consiste en pinturas y esculturas realizadas en miniatura. Realmente, y según nos explicaron, trata de poner en contraposición elementos minúsculos que se encuentran en la naturaleza con otros mucho más grandes creados por el hombre.

guadalest1

Muchas de las técnicas e instrumental usados por el artista fueron inventadas por él mismo.

guadalest4

El museo es curiosísimo y único en el mundo, y nosotros lo recomendamos totalmente. Se pueden ver maravillas tales como el Entierro del Conde Orgaz de El Greco pintado en un grano de arroz o una plaza de toros construida en la cabeza de un alfiler entre otras muchas sorpresas.

guadalest2guadalest3

La entrada conjunta a este museo y al de Microminiaturas, que veremos más adelante, cuesta 6€, o 4€ si se quiere visitar este museo solo. Abre de 10:00 a 18:00 en invierno y hasta las 21:00 en verano. Esta es su web: http://www.miniaturasguadalest.com/index.htm

Callejeamos un poquito ahora por el barrio de el Raval, que es pequeñito pero muy bonito y pintoresco. Aquí se puede ver otro interesante museo, el Museo Antonio Marco, donde se puede ver una enorme colección de casitas de muñecas y juguetes antiguos coleccionados por el propio dueño. En la planta de arriba hay un enorme belén.

El museo en sí es bonito pero si no te interesa mucho el tema se puede hacer pesado y tampoco es excesivamente barato. Está abierto igualmente de 10:00 a 18:00 y la entrada cuesta 5€ los adultos y 3€ los niños (pagan a partir de los 3 años).

Desde la propia calle del museo (Calle de la Virgen) ya vemos la enorme roca sobre la cual se ubica la parte más antigua del pueblo, así como su Castillo y la torre de la Alcozaiba, los símbolos del pueblo.

guadalest24guadalest25

El acceso al casco histórico no puede llamar más la atención, ya que como comentamos anteriormente se realiza a través de un pasadizo excavado en la roca sobre la que se ubica el propio pueblo.

guadalest7

Nada más cruzar el túnel nos encontramos con la Casa Orduña, uno de los edificios más bonitos e históricos del pueblo. Fue construido en el siglo XVII por la familia Orduña, quienes trabajaban para los marqueses de Guadalest. En la casa se puede ver un museo donde se exhibe mobiliario original y se recrea el estilo de vida de aquella época.

guadalest8guadalest9

Con el paso de los años, la Casa y el Castillo quedaron integrados, con lo que actualmente se visitan conjuntamente. La visita al Castillo se realiza accediendo desde la Casa Orduña.

El horario es de 10:00 a 18:00 en invierno y hasta las 20:00 en verano y el precio conjunto para Casa y Castillo es de 4€.

Una vez vista la casa, subimos por unas escaleras metálicas hasta la zona de los castillos, porque en realidad en Castell de Guadalest hay dos de ellos.

En primer lugar nos encontramos con la Alcozaiba, un castillo musulmán del siglo XI del que prácticamente lo único que queda es su torre de vigilancia tan característica.

guadalest21guadalest26guadalest27

A continuación, y casi sin darnos cuenta, nos metemos en los restos del Castell de Guadalest o Castillo de San José. Este castillo musulmán del siglo XI se encuentra en el punto más alto del pueblo y es su principal atractivo. El castillo fue conquistado por los cristianos en el siglo XII bajo el reinado de Jaime I el Conquistador y desde entonces fue una fortaleza muy importante durante la reconquista debido a su ubicación estratégica.

guadalest13

Aunque está medio en ruinas es muy bonito y fue declarado conjunto histórico-artístico en 1974. Se pueden ver restos de las murallas y sobre todo la Torre del Homenaje.

guadalest14guadalest15

El final del recorrido nos lleva justamente hacia el otro extremo del casco histórico, donde se encuentra la Plaza del Ayuntamiento o Plaza de San Gregorio. Esta plaza es la más pintoresca del pueblo, con un gran ambiente y muchas tiendas y restaurantes.

guadalest16guadalest17

El gran protagonista de todas las tiendas de recuerdos es el níspero, ya que estamos en la principal zona de producción de esta fruta en España, e incluso goza de su propia denominación de origen. Se puede encontrar en mil formas, y nosotros no pudimos resistirnos a comprar una riquísima crema de níspero con alcohol.

guadalest5

Además desde aquí se tienen unas preciosas vistas del embalse de Guadalest y de todo el entorno del pueblo. El pantano es precioso, con un agua turquesa impresionante, y existe una ruta de senderismo bastante frecuentada que lo rodea por completo. Esta ruta es otro de los grandes atractivos del pueblo, pero no entraba en nuestros planes así que nos conformamos con verlo desde arriba.

guadalest12

En los bajos del Ayuntamiento se pueden ver los restos de unas mazmorras del siglo XII, pero cuando nosotros fuimos estaba cerrado.

Si bajamos la calle buscando la salida del casco histórico nos encontramos con un par de sitios de interés. En primer lugar podemos visitar el Museo de Microminiaturas. Este museo es similar al Microgigante que vimos en la parte baja del pueblo, del mismo autor, pero con otras obras diferentes. Igualmente es muy curioso y nosotros recomendamos visitar los dos comprando la entrada conjunta.

Algunas de las cosas que más nos llamaron la atención de este fueron La Maja Desnuda de Goya pintada en el ala de una mosca o Las Meninas de Velázquez en un grano de maíz.

guadalest10guadalest11

Un poco más abajo se puede visitar el Museo Etnológico, donde se muestra el estilo de vida en el pueblo principalmente durante los siglos XVIII y XIX. Podemos ver como eran las casas en aquella época, te explican las formas en las que se explotaba la agricultura, etc…

La entrada al museo es gratuita pero se admiten propinas. No se permiten hacer fotos.

Y justo enfrente, y al lado de la Casa Orduña se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (barroca, siglo XVIII), que es la parroquia del pueblo pero no tiene mayor interés.

guadalest18

Bajamos de nuevo hacia la parte “nueva”  haciendo un montón de fotos y disfrutando del ambiente del pueblo, que aunque es bastante turístico no llega a ser masificado, al menos cuando nosotros estuvimos. Un pueblo encantador que merece la pena conocer.

guadalest19guadalest22

Aparte de los museos que hemos comentado, existen otros museos que se pueden visitar si se dispone más de tiempo y son de vuestro interés. Los principales son el Museo de Tortura Medieval, el Museo de Vehículos históricos o el Museo de la Bicicleta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.